Salvar la filosofía a pesar de la LOMCE

14 Jul

14/7/2016

Nueve autonomías blindan la Historia de la Filosofía en contra del espíritu de la LOMCE.

filo en España

La Historia de la Filosofía dejará de ser, a partir del curso que viene, una materia obligatoria que todos los centros educativos deben ofertar y todos los alumnos tienen que cursar. En el sudoku que es el currículo estatal de la Ley Orgánica para la Mejora Educativa (Lomce), han ganado peso las Matemáticas y la Lengua, pero ha salido perdiendo una asignatura en la que los estudiantes de 2º de Bachilleratoaprenden quiénes son y qué han hecho Platón, Ortega o Kant. Sin embargo, hay nueve comunidades autónomas que, aprovechando el margen competencial que les permite la ley, han blindado esta materia en sus desarrollos curriculares regionales.

Según los datos recabados por EL MUNDO en los 17 gobiernos autonómicos, los territorios profilosóficos son Cataluña (Junts pel Sí) y Andalucía, Extremadura yAsturias (PSOE), donde todos los alumnos de todas las modalidades deberán cursar obligatoriamente Historia de la Filosofía a partir de septiembre, que es cuando comenzará a aplicarse la Lomce en 2º de Bachillerato.

Hay un segundo grupo en donde también han protegido esta asignatura, aunque no tanto como en el anterior. A él pertenece Cantabria (PSOE+PRC), donde Historia de la Filosofía es obligatoria en la modalidad de Ciencias y en la de Humanidades y Ciencias Sociales, pero no en la de Artes. También está aquíBaleares (PSOE+Més), que regula como Cantabria, aunque va un paso más allá al obligar a los centros a ofertarla en la modalidad de Artes. Y Aragón (PSOE+Cha), que la ha puesto obligatoria en Humanidades y Ciencias Sociales, algo que también han recogido Murcia y La Rioja, que, a pesar de ser del PP, interpretan la Lomce a su manera y se desmarcan de la línea oficial.

Las ortodoxas de la Lomce

El resto de las autonomías ha seguido el espíritu de la Lomce. Mantienen, como establece el real decreto 1105/2014, la Filosofía de 1º de Bachillerato como asignatura troncal, obligatoria tanto en la oferta como en la demanda. Pero, en el 2º curso, la Historia de la Filosofía pierde la condición que tenía con la anteriorLey Orgánica de Educación (LOE) y se convierte en una asignatura que los alumnos de todas las modalidades pueden escoger o no entre otras materias en función de sus intereses y los centros pueden ofertar o no en función de su proyecto educativo.

Estas comunidades ortodoxas con la Lomce son las popularesGalicia, Castilla y León y la Comunidad de Madrid; Castilla-La Mancha (PSOE); la Comunidad Valenciana (PSOE+Compromís); Canarias (CC+PSOE); el País Vasco (PNV), yNavarra (GB+Bildu+IE). Entre las ocho sumaron el curso pasado un total de151.021 alumnos en 2º de Bachillerato, una cifra bastante similar a los 140.964estudiantes de las nueve regiones que han blindado la Historia de la Filosofía.

Así que, a partir de septiembre, la mitad de los alumnos españoles de 17 y 18 años aprenderá obligatoriamente Historia de la Filosofía y la otra mitad sólo la cursará si la elige. Los dos planteamientos son legales, porque la Lomce permite que los gobiernos autonómicos pongan las asignaturas que consideren oportuno dentro de su ámbito competencial -así ha ocurrido, por ejemplo, con Educación para la Ciudadanía, que ha sido recuperada por Andalucía o Extremadura- y tampoco pone impedimentos a su forma de distribuir el horario escolar.

La sensación, tras el análisis detallado de 13 decretos, tres órdenes y dos instrucciones a los centros educativos (el País Vasco y Cataluña no han aprobado aún sus decretos curriculares, a pesar de que la Lomce se implantó el curso pasado en 1º de Bachillerato), es que los gobiernos autonómicos se han enfrentado a un enrevesado puzle burocrático para tratar de cuadrar todas las asignaturas sin quitarles horas a las instrumentales, que son las estrellas del currículo.

El problema, según ha detectado la Red Española de Filosofía, es que a partir del curso que viene comienza la reválida, una evaluación final que, a diferencia de la Selectividad, examinará no sólo de las asignaturas de 2º curso, sino de todo el Bachillerato. El borrador del decreto que regula las características de esta gran prueba, al que ha tenido acceso EL MUNDO, contempla que haya un examen deFilosofía de 1º. Esto significa que los alumnos de aquellas comunidades autónomas en donde no esté blindada la Historia de la Filosofía de 2º y no hayan escogido por su propia iniciativa esta asignatura se van a pasar todo un año sin tratar en las aulas esta materia y van a llegar al examen «menos preparados que el resto».

Agravios comparativos entre autonomías

«Los estudiantes de comunidades autónomas como Andalucía o Cataluña, que han puesto Historia de la Filosofía como obligatoria, van a ir a la evaluación final de Bachillerato mucho más preparados que los de la Comunidad de Madrid, donde buena parte de los alumnos se habrá pasado un año sin saber nada de la asignatura

y, aun así, tendrá que examinarse de ella», resume Esperanza Rodríguez Guillén, portavoz de la Red Española de Filosofía y profesora del Instituto Margarita Salas de Majadahonda (Madrid).

La reválida de junio de 2017 es piloto y no tiene efectos académicos ese año (es decir, no es obligatorio aprobarla para obtener un título), pero su nota contará, no obstante, para ingresar en la universidad.«A veces los alumnos no entran en la carrera que quieren por unas pocas décimas y, en este sentido, la nota de Filosofía va a ser crucial. Es una chapuza absoluta lo que han hecho, porque en algunas comunidades autónomas van a tener la oportunidad de repasar durante este curso y en otras no», opina Víctor Bermúdez, profesor de Filosofía en el Instituto Santa Eulalia de Mérida.

El caso de la Historia de la Filosofía y los currículos es un paradigma de lo que ha ocurrido con la educación en España, donde hay tantos sistemas educativos como autonomías. La Lomce se aprobó con la idea de acabar con tanta dispersión pero, en la práctica, los problemas se han multiplicado. Tanto Bermúdez como Rodríguez Guillén denuncian que, como el Gobierno central aún no ha aprobado el decreto que establece las características de la reválida, «los profesores impartieron la asignatura de Filosofía en 1º de Bachillerato durante el año pasado sin saber cómo será la prueba el curso que viene».

Ángel Vallejo, profesor del Instituto Consuelo Aranda de Alberique (Valencia), resalta otra paradoja: «Algunos gobiernos autonómicos, como el de la Comunidad Valenciana, se han apresurado a aumentar el número de horas de Filosofía en 1º pero, a cambio, quitan la obligatoriedad en 2º».

Una enseñanza en decadencia

Los profesores de la Red Estatal de Filosofía, que coordina a todas las asociaciones, fundaciones e instituciones docentes relacionadas con el ejercicio de la profesión filosófica, insisten en que lo más preocupante es que la asignatura se está quedando «marginada» a marchas forzadas en un contexto de «pérdida de interés» generalizado por las Humanidades y en el que se tiende a agrupar las distintas áreas de conocimiento para optimizar la gestión. La Universidad de Complutense de Madrid, de hecho, está a punto de fusionar la histórica Facultad de Filosofía, donde impartió sus clases María Zambrano, con la Facultad de Filología. Otros campus han realizado ya cambios similares.

«Los alumnos necesitan la Historia de la Filosofía», reflexiona Vallejo. «No sólo por los contenidos, por saber de Platón o Descartes, sino porque competencias como la capacidad argumentativa o el análisis profundo de los textos no se desarrollan tanto en otras asignaturas como en ésta».

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: