La ONU y los datos de Interior desmontan el último discurso de Zoido para defender las devoluciones en caliente

13 Oct

15/10/2017

Creo que debemos distinguir entre quienes quieren entrar de forma irregular y aquellos que quieren hacerlo de forma regular y solicitan el derecho y asilo (…) En Ceuta y Melilla, el que quiera puede solicitar el derecho de asilo y no tiene que trepar“.

(Fdo.: Juan Ignacio Zoido, Ministro de Interior)

Mientras Zoido dice que, para pedir asilo, “no hace falta saltar la valla” porque “se puede solicitarlo en el puesto fronterizo”, sus datos oficiales confirman que las personas de origen subsahariano no tienen acceso.

De las 8.972 personas que han solicitado protección en la frontera de Melilla desde 2015, solo dos son negras y, según CEAR, han sido “casos puntuales”

En 2015, ninguna persona de África Subsahariana pudo solicitar protección en la frontera de Melilla. 2016 es el único año en el que pudieron hacerlo dos personas negras. En marzo y junio de ese año, una guineana y una senegalesa, respectivamente, registraron su petición en el puesto de la ciudad autónoma, según los números de Interior. En lo que va de este año, ninguna de las 763 peticiones registradas corresponde a una persona de origen subsahariano.

Esas dos peticiones corresponden a dos mujeres que, camufladas con ropas típicas marroquíes, lograron escaquearse del control alauí y su petición fue finalmente aceptada por las autoridades españolas, explica Paloma Favieres, responsable del departamento jurídico de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR). La abogada asegura que han sido “casos puntuales” y, como confirman las cifras oficiales, ninguna persona de origen subsahariano ha vuelto a tener acceso a estas oficinas hasta mayo de 2017.

En Ceuta, ninguna persona ha podido pedir asilo en la oficina de asilo de la frontera del Tarajal en sus dos años de existencia.

La imposición de sortear el control marroquí de forma irregular quedó reflejada en la frontera de Melilla en 2015. Mientras el Gobierno lamentaba la llamada crisis de refugiados en Grecia y aceptaba reubicar la cifra de solicitantes de asilo propuesta por Bruselas, cientos de sirios intentaban cada día pedir asilo en el puesto fronterizo de la ciudad autónoma, pero se encontraba con el bloqueo alauí y con la necesidad de pagar a traficantes o camuflarse entre la muchedumbre que cada mañana atravesaba la frontera.

Debido a sus rasgos, a las personas de origen árabe les resulta más fácil sortear el control marroquí haciéndose pasar por ciudadanos marroquíes o españoles, ya sea camufladas entre ropas típicas marroquíes o utilizando un pasaporte falso. La población negra, sin embargo no cuenta con esta ventaja.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: