Tag Archives: alienación social

Desprecio de clase | lamarea.com

30 Jun

http://www.lamarea.com/2017/06/30/desprecio-clase-2/

Anuncios

El destino de los sindicatos y de la clase media unidos por la Gran Recesión

11 Abr

Fragmento del libro de Joaquín Estefanía (“Estos años bárbaros”), en el que el autor conecta el deterioro de las clases medias durante la Gran Recesión (la “Gran Estafa”, según algunos), con la progresiva desaparición de la escena político-social de los sindicatos, debido entre otros factores a la campaña de acoso y derribo a la que han sido sometidos por parte de los medios neoliberales.

estos años barbarosEl resultado la progresiva desaparición de las clases medias en favor del “precariado”, con la consiguiente profundización en la escisión social (la alienación social de la que hablaba Marx).

A medida que el porcentaje de trabajadores sindicados (afiliados a un sindicato) disminuye también empeora la suerte de la clase media (…) Cuando los sindicatos son fuertes pueden garantizar que a los trabajadores se les paguen salarios justos, que reciban la formación que necesitan para ascender a las clases medias y para que se les tenga en cuenta en los procesos de decisión de las empresas. Los sindicatos también fomentan la participación política entre todos los ciudadanos y ayudan a los asalariados a conseguir políticas públicas que apoyen a las clases medias como, por ejemplo, la existencia y subida del salario mínimo interprofesional.

¿Cuántas veces se ha escuchado, en ese entorno de miserabilización, que los jóvenes no pueden encontrar trabajo por culpa de los privilegios de los trabajadores fijos o de los sindicatos que sólo se preocupan de los intereses de estos?

(…) Como consecuencia de las características de la Gran Recesión (2008…) ha aparecido entre nosotros un mundo del “no trabajo”. Pertenecen a él los exempleados que perdieron su empleo, los jóvenes que lo buscan por primera vez y no lo encuentran, las mujeres que, aun no siendo tan jóvenes, lo intentan por dificultades familiares… Son personas, en muchos casos desesperadas, que no saben dónde acudir, y por ello, eprecariadon cada vez más ocasiones, no se encuentran ya entre los parados registrados sino en el colectivo de “desanimados”. También forman parte de este mundo del “no trabajo” muchos “casi ocupados”, estadísticamente con empleo pero excluidos psicológicamente por las condiciones mínimas de ese “casi puesto de trabajo”, y los “trabajadores móviles”, que viven en el purgatorio entre un puesto de trabajo perdido y otro que no encontrarán fácilmente, mucho menos si pretenden unas condiciones salariales y contractuales más o menos similares a las que tenían.

En este contexto de precarización permanente y escala social descendente, las centrales sindicales y los trabajadores permanentes que quedan se convierten, a los ojos de los anteriores, en defensores de los derechos adquiridos. De privilegios. En cabezas de turco. ¿Cuántas veces se ha escuchado, en ese entorno de miserabilización, que los jóvenes no pueden encontrar trabajo por culpa de los privilegios de los trabajadores fijos o de los sindicatos que sólo se preocupan de los intereses de estos? Para evitarlo, se demanda el recorte de los derechos de los instalados en una cierta normalidad con el objeto de conseguir unos cuantos puestos de trabajo más”

ESTEFANÍA, J., Estos años bárbaros, Galaxia Gutenberg, S. L., Barcelona 2015, pp. 140-141.