Tag Archives: Deuda pública

Polémicas declaraciones del presidente del eurogrupo

23 Mar

23/3/2017

Los países del norte se han mostrado solidarios con los países afectados por la crisis. Pero el que solicita ayuda tiene también obligaciones. Uno no puede gastarse todo el dinero en copas y mujeres y luego pedir que se le ayude“, afirmaba el presidente del eurogrupo (Dijsselbloem) a un periódico alemán.

Interesantes palabras las de este señor: deuda pública (dinero) para gastar en “copas y mujeres”.

Lejos de disculparse, el presidente del Eurogrupo ha afirmado que sus declaraciones en el Frankfurter Allgemeine Zeitung pretendían dejar “muy claro que la solidaridad va de la mano de la responsabilidad y de los compromisos”.

Reforma fiscal antisocial

4 Jul

Editorial de Alternativas económicas (tomado de eldiario.es)

La reforma fiscal que ha presentado el Gobierno no resuelve el problema fundamental de la Hacienda española, que es su falta de ingresos y contiene varias medidas de marcado carácter antisocial. La rebaja de tipos prevista en el impuesto sobre la renta y en el de sociedades supondrá una menor recaudación que, unida a las exigencias de Bruselas para reducir el déficit y la deuda, presagian un recorte futuro del gasto social, que se argumentará como una necesidad lógica ante la falta de recursos, y también de la Administración.

España es uno de los países europeos con menos capacidad de recaudación fiscal de la Unión Europea. En 2012, el último año del que se disponen cifras comparativas, los ingresos tributarios representaban el 32,5% del PIB; esto situaba a España en el puesto 16 en la lista de los 18 países del euro. Solo Irlanda y Portugal recaudan una proporción menor de impuestos de su actividad económica. La capacidad de ingresos de las administraciones españolas ha caído 4,6 puntos respecto a la de antes de la crisis. Los ingresos fiscales españoles son inferiores en 7,9 puntos de PIB a la media de la zona euro. Esto significa que el conjunto de las administraciones públicas españolas (central, autonómica y local) dispone de 79.000 millones de euros anuales menos para sus servicios y funcionamiento que sus homólogas de la zona euro.

España ha caminado en dirección contraria a la Unión Europea durante la última década. Mientras que la UE ha aumentado el peso de los ingresos fiscales sobre la economía y con ello el gasto público, en España han disminuido. En esta coyuntura, proponer un recorte de la recaudación que tendrá un impacto de entre 5.000 y 9.000 millones de euros, supone distanciarnos más aún de los europeos, tanto en servicios como en equipamientos en I + D para competir.

La reforma sobre la base de rebajar los tipos del impuesto sobre la renta beneficiará a las rentas más bajas, pero sobre todo a las superiores a 120.000 euros. El recorte de tipos no supone una ganancia neta en todos los casos, ya que se neutralizará con la disminución de la deducción general de las rentas de trabajo a partir de 14.450 euros anuales.

La progresividad característica del impuesto sobre la renta quedará muy mermada. Actualmente, los tipos van subiendo hasta un máximo del 52% a partir de 300.000 euros. Con la reforma, el tope se sitúa en el 45% a partir de 60.000 euros. Esta menor progresividad supondrá menores ingresos, lo cual agravará la escasez de medios para muchas necesidades básicas y aumentará las desigualdades. Esto se plantea en el país que ha visto el mayor crecimiento de las diferencias entre los más pobres, por el aumento de los desempleados hasta seis millones, y los más ricos, especialmente los que obtienen ingresos superiores a un millón de dólares, cuyo número ha aumentado en un 27% a lo largo de la crisis y ya son más de 160.000 privilegiados. Este colectivo también se verá beneficiado por la reducción de la fiscalidad del capital, cuyo tipo máximo baja del 27% al 23%.

El impuesto sobre sociedades también registrará una rebaja gradual del tipo desde el 30% actual hasta el 25%. El Gobierno ha subrayado que esta reducción no afectará a la banca, pero no dice que es ella la que lo ha pedido para no perder las ventajas de los beneficios fiscales acumulados. La realidad es que desde 2011 la banca, considerada en su conjunto, no paga impuestos. En 2013, de los 8.790 millones de beneficios declarados, 4.659 millones corresponden a impuestos negativos. Es decir, contabilizan como beneficios los impuestos que dejarán de pagar en el futuro por las pérdidas acumuladas. La realidad es que el tipo de referencia es irrelevante. Las empresas del Ibex pagan un tipo efectivo del 6%.

El insuficiente nivel de recursos fiscales obedece fundamentalmente al fraude y a la elusión fiscal que se refleja en una aumento de la economía sumergida, que creció en 60.000 millones de euros durante la crisis y que ya representa el 24,6% del PIB, según los técnicos de Hacienda de GESTHA. Esta asociación no cesa de reclamar más recursos y una rebaja del umbral para considerar delito fiscal a partir de 50.000 euros desde los 120.000 actuales.

La reforma del PP contiene algunos rasgos antisociales que resultan indignantes: la tributación de la indemnización por despido y la eliminación de la deducción por alquiler de la vivienda. La primera supone un castigo añadido a quienes han perdido el empleo y resulta especialmente rechazable porque se aplicará con efectos retroactivos desde el pasado 20 de junio. La eliminación de la deducción por alquiler es muy dañina para los jóvenes que han logrado independizarse y que suponía un alivio para compensar sus bajos salarios.

El malestar de Bruselas carece de fundamento, ya que su principal preocupación es si la disminución de ingresos puede poner en peligro el calendario de reducción del déficit dogmáticamente establecido, pues su interés primordial es situarlo en el 2,8% en 2016.

 

Neoliberales en penitencia por la autovía

24 Abr

Artículo de Isaac Rosa el 15/4/2013 en Zona Crítica (eldiario.es).

Os dejo aquí el comienzo, en el que Isaac Rosa nos hace partícipes de una “imagen de gran belleza” (no me refiero a esa autovía vacía…), una imagen más propia de la Semana Santa que del mes en el que nos econtramos. Lástima que nos tengamos que conformar con el recurso a la imaginación.

A los que insisten en defender la eficiencia y ahorro de lo privado frente a lo público, yo les pondría como penitencia que recorriesen a pie todos los kilómetros de autopista que en las próximas semanas nos vamos a comer con patatas. ¿Consejero autonómico que propone privatizar hospitales? Una radial entera de rodillas. ¿Dirigente empresarial que alaba el sistema de concesiones? La autopista Cartagena-Vera, descalzo y con cruz al hombro. ¿Tertuliano de firmes convicciones neoliberales? La AP-41 a la pata coja. A ver si así se les quitan las tonterías.

Pocas demostraciones tan escandalosas del timo de la “colaboración público-privada” como el caso de las autopistas de peaje que tan alegremente se concedieron en los años de la burbuja. Un pozo sin fondo donde se han enterrado miles de millones, y que para variar ahora toca nacionalizar” (Sigue leyendo).

Malas opciones: rescate total, salida del euro o ser rescatados para después salir del euro

24 Jul

S. Horse (24 de julio del 2012) en Zona crítica.

De cómo la factura a pagar podría duplicarse en el caso de que España fuera rescatada y necesitara salir posteriormente del euro (lectura del artículo).

Un análisis que contrasta con las últimas declaraciones del Gobierno en esta materia (De Guindos afirma que España no será rescatada, al mismo tiempo que pide “actuar contra la irracionalidad de los mercados“), afirmaciones que lejos de transmitir confianza, nos hacen temer lo peor.

Centrándonos en los problemas de financiación (la prima de riesgo alcanzó ayer los 642 puntos básicos),  llama nuevamente la atención que el señor Luis de Guindos eche la culpa de esta situación a la “irracionalidad de los mercados“, cuando meses atrás (durante el gobierno socialista) la subida de la prima de riesgo se debía a la desconfianza que Zapatero generaba en los mercados (véase: “Historia de un olvido: de la niña de Rajoy a la prima de riesgo“).

A la luz de todo esto, convendría recordar las palabras de nuestro presidente en la campaña electoral (15-XI-2011):

 “España es una gran nación, queremos opinar, participar y no que nos manden y nos den órdenes”. “Es que es así, si digo lo que piensa todo el mundo”.

“Este partido, una vez más, va a dar la talla, sea cual sea la herencia, que es la que sabemos–. Y a partir de ahí estaremos en el Gobierno para resolver los problemas, para mirar al futuro y olvidarnos del pasado, que es lo que quieren los españoles”

Indecentes: Ernesto Ekaizer en 24 horas.

23 Jun

Presentación del libro “Indecentes: crónica de un atraco perfecto” de Ernesto Ekaizer, en el programa “La noche en 24 horas” (21 de junio del 2012).

Los indecentes son las dos administraciones que han generado la burbuja inmobiliaria y que la han vendido posteriormente como una “crisis de las finanzas públicas”“.

Frente a lo mil veces repetido a lo largo de estos años (“hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”, “el Estado se ha endeudado hasta hacer inviable el Estado de bienestar”), el autor nos cuenta (con “datos”) cuál es el nivel de endeudamiento “real” del Estado.

Desde aquí, se aventura a afirmar cómo la crisis actual obedece a un plan perfectamente orquestado, dirigido a desmantelar el Estado de Bienestar.

Los responsables de este “atraco a mano armada”.., mejor verlo.

Un artículo interesante relacionado con lo anterior: “Rescate: se consuma el engaño” (10 de junio de 2012) de Juan Torres López.

Historia de un olvido: de la “niña de Rajoy” a la “prima de riesgo”.

20 Jun

Me he levantado esta mañana pensando qué fue de la “niña de Rajoy“.

¿Lograría entrar en la Universidad? ¿Acabaría con éxito su carrera? ¿Engrosará, como el 50% de los jóvenes españoles, las listas del paro o será de aquellos a los que la reforma laboral ha enviado a Laponia?

Reconozco que no dejo de darle vueltas al asunto, aunque lo que realmente me inquieta es saber si, como decía su PP (= Padre Putativo), tendrá suficiente humor como para sentir a estas alturas “un hondo orgullo por ser española, por pertenecer a esa nación… que le habrá ofrecido las mejores oportunidades” (cito literalmente) y si, de paso, habrá logrado superar su adicción a las “chuches” (aquí, estoy improvisando).

El caso es que el tiempo ha pasado y el vacío dejado por la “niña de Rajoy” (de la que no supimos ni tan siquiera su nombre) ha sido ocupado por la “Prima de Riesgo“:  un ser cuasi diabólico emparentado (muy a nuestro pesar) con todos y cada uno de los españoles. Un animal voraz que no ha parado de crecer y crecer, alimentado (entre otras cosas) por reformas y recortes sociales.

Pero, ¿quién es esta “Prima nuestra”?  Que me perdonen los entendidos en la materia. Yo, como soy de letras, me veo forzado a hacer un poco de historia para situarme en todo esto.

En marzo de 2008, tras la segunda victoria de Zapatero, la prima de riesgo era poco menos que un  “cigoto” que rondaba los 28,4 puntos. Aunque parezca increíble, han leído bien: 28,4 puntos.

Tomen aire: seguimos. En este momento, la tasa de paro en España era del 9,63% y todo (el “ladrillo” y los “bancos”) marchaba viento en popa. Nueve meses después (año 2009), la criatura comenzó a dar las “primeras pataditas“, creciendo hasta los 125,4 puntos, llegando a alcanzar (el  29 de septiembre de 2010) los 195,7.

Fue entonces cuando la actual vicepresidenta (Soraya S. de S.) tuvo la genial idea de bautizar a “nuestra prima” con un nombre muy simpático:

“El problema de José Luis Rodríguez Zapatero no es que los españoles no confíen en él, como dicen las encuestas. Es que la prima de riesgo en nuestro país se llama José Luis Rodríguez Zapatero(SS de S, 24 de noviembre de 2010)

Me imagino que muchos en las filas del Partido Popular aplaudirían la idea como un derroche de genialidad. La prima de riesgo había sido apadrinada y, por fin, tenía nombre y apellidos (no así la “niña de Rajoy”).

Pasó el tiempo… Las elecciones autonómicas de mayo del 2011 dieron una mayoría abrumadora al PP. Mientras, la “prima” (esto es, “José Luis Rodríguez Zapatero”) seguía creciendo.

Meses después,  las elecciones del 20-N confirmaron (esta vez sí) lo que decían las encuestas: la llegada del PP al gobierno con mayoría absoluta.  En palabras de sus dirigentes, se abría un nuevo tiempo en el que, según Rajoy 5 días antes en Santander, la desconfianza y los altos costes de financiación (prima de riesgo) serían cosa del pasado y España recuperaría la credibilidad perdida ante los mercados. 

Como era de esperar, los “mercados” tomaron buena nota de todo ello: el 21 de noviembre (el día posterior a las elecciones) la prima de riesgo subió  hasta los 463,8 puntos, algo fácil de entender si tenemos en cuenta que “la prima de riesgo” por aquel entonces seguía llamándose “Zapatero” (o también, “herencia socialista”).

Hace dos días (el 18 de junio) nuestra querida amiga batió todo récord, ascendiendo hasta los 590 puntos básicos, lo que desató todas las alarmas (cuando Grecia fue rescatada el 23 de abril de 2010,  la prima de riesgo helena se situaba en 580 puntos básicos).

La reacción del gobierno fue, cuando menos, “interesante”. Nuestra vicepresidenta ya había adelantado unos días antes que la prima de riesgo no encarece la deuda para el Estado, lo que hace es determinar cómo está la compra y venta de la deuda española entre inversores privados” (Soraya S de S).

Traducido: cuando el gobierno estaba en manos de los socialistas, la prima ( = “Zapatero”), representaba una amenaza para nuestro país. Ahora que el ejecutivo está en manos del PP, es un asunto intranscendente y sin apenas importancia (“disquisiciones irrelevantes, entre economistas y gentes de reputación dudosa“).

Sin lugar a dudas, pronunciamientos en este sentido transmiten seguridad a la ciudadanía y, cómo no, a los mercados.

Por su parte, el Vicesecretario de Organización del PP, Carlos Floriano, el mismo día 18 ofreció una rueda de prensa para ayudarnos a hacer una lectura correcta, acerca de esta “subida puntual” de la prima de riesgo.

El problema que tenemos (los 590 puntos de la prima) es del euro, del euro, del euro”,  por lo que “las instituciones de la Unión deben avanzar y dar mensajes claros de avance hacia la integración fiscal y financiera (…). En ese momento no habrá ataques contra nadie” (Carlos Floriano).

Realmente decepcionante.

Resulta que el problema ahora es el Euro (¿desde cuándo?). Ninguna mención a la “herencia socialista”, ni a “ZP”. Un cambio radical de escenario y de actores: Europa y el Euro como factores fundamentales a la hora de entender el tratamiento de la crisis y la reacción de los mercados, en relación a la prima de riesgo.

Nuestra querida Prima de riesgo ha perdido sus señas de identidad, sin la más mínima justificación. Ya no se llama “ZP”. Simplemente, ya no tiene nombre… como la “niña de Rajoy”.

Reconozco que tiene que ser muy duro para un presidente, ganar las elecciones y despertar al día siguiente dándose cuenta de que existe Europa

(Continuará)

Hemos vivido por encima de “vuestras” posibilidades.

19 Jun

Un chiste español“, por Isaac Rosa (13 de junio de 2012) en “Zona crítica“. Un relato acerca de cómo hemos llegado o nos han llevado hasta aquí.

Ver también: “Cómo hemos llegado hasta aquí”  (Joaquín Estefanía, El País, 9/6/2012)