Tag Archives: hombre mujer

#Cuéntalo: Qué denuncia el movimiento #Cuéntalo – Público

1 May

1/5/2018

 

Anuncios

¿Por qué las mujeres leen más libros que los hombres?

30 Abr

1/5/2018

https://m.eldiario.es/consumoclaro/vida_sexual/mujeres-leen-mas-libros-hombres_0_765374557.html

El lugar donde denuncia una víctima de violencia machista condiciona que obtenga una orden de protección

26 Nov

26/11/2017

 

VÍDEO | Cinco mitos de la violencia machista, desmontados en menos de tres minutos

26 Nov

26/11/2017

Científicas escondidas por la historia | Ciencia | EL PAÍS

18 Nov

18/11/2017

“Una falla del pensamiento feminista es creer que la violencia de género es un problema de hombres y mujeres”

23 Sep

23/9/2017

“Una de las dificultades, de las fallas del pensamiento feminista es creer que el problema de la violencia de género es un problema de los hombres y las mujeres. Y en algunos casos, hasta de un hombre y una mujer. Y yo creo que es un síntoma de la historia, de las vicisitudes por la que pasa la sociedad. Y ahí pongo el tema de la precariedad de la vida. La vida se ha vuelto inmensamente precaria, y el hombre, que por su mandato de masculinidad, tiene la obligación de ser fuerte, de ser el potente, no puede más y tiene muchas dificultades para poder serlo. Y esas dificultades no tienen que ver como dicen por ahí, porque está afectado por el empoderamiento de las mujeres, que es un argumento que se viene utilizando mucho, que las mujeres se han empoderado y que los hombres se han debilitado por ello y por lo tanto reaccionan así… No. Lo que debilita a los hombres, lo que los precariza y los transforma en sujetos impotentes es la falta de empleo, la inseguridad en el empleo cuando lo tienen, la precariedad de todos los vínculos, el desarraigo de varias formas, el desarraigo de un medio comunitario, familiar, local… en fin, el mundo se mueve de una manera que no pueden controlar y los deja en una situación de precariedad, pero no como consecuencia del empoderamiento de las mujeres, sino como una consecuencia de la precarización de la vida, de la economía, de no poder educarse más, leer más, tener acceso a diversas formas de bienestar. Y eso también va en dirección de otra cosa que vengo afirmando: que hay formas de agresión entre varones que son también violencia de género. Yo afirmo que los varones son las primeras víctimas del mandato de masculinidad. Con esto no estoy queriendo decir que son víctimas de las mujeres, y quiero dejarlo bien en claro porque se me ha entendido de una manera equivocada muchas veces. Estoy diciendo que son víctimas de un mandato de masculinidad y una estructura jerárquica como es la estructura de la masculinidad. Son víctimas de otros hombres, no de las mujeres. Y esto también quiero dejarlo en claro, no es que el hombre se volvió impotente porque las mujeres se potencian, sino que se volvió impotente porque la vida se volvió precaria y los deja impotentes”

¿De qué hablamos cuando hablamos de privilegios? (Barbijaputa)

4 Feb

4/2/2017 (Barbijaputa en eldiario.es) Sobre los privilegios que acarrea el ser hombre, frente a la mujer.

Datos sobre dichos “privilegios”

  • Empecemos por el efecto Jennifer-John: la publicación científica  Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America (PNAS), publicó en 2012 un estudio al que se le ha conocido popularmente como  “El Efecto Jennifer-John”. Se le entregaron a 127 profesores dos currículums falsos exactamente iguales, la única diferencia era que uno pertenecía a un hombre (John) y el otro a una mujer, (Jennifer). Adivinen quién ganó por goleada en la estimación en cuanto a contratabilidad, competencia y oferta de salario.
Efecto John-Jennifer. Gráfica: Universidad de Yale.
Efecto John-Jennifer. Gráfica: Universidad de Yale.

  • Un estudio de la publicación científica Science reveló que es a  partir de los seis años cuando las niñas comienzan a relacionar brillantez con el género masculino. La directora de la investigación aseguró que “a pesar de que el estereotipo que empareja la genialidad con los hombres no coincide con la realidad, puede tener un peaje en las aspiraciones de las niñas y en sus carreras futuras”. Teniendo en cuenta cómo son evaluados después los John y las Jennifer en su vida laboral, no es difícil imaginar que los privilegios masculinos no es cosa de la infancia, sino que viven con nosotros, no mueren nunca.
  • En la universidad española las mujeres suponen un 54,3% del alumnado y un 57,6% de los titulados. Si miramos al profesorado, las mujeres ya bajan al  40% y los hombres suben al 60%. Cuanto más subimos en el escalafón, menos mujeres encontramos: una mujer cada cuatro hombres (20%-80%). Y un paso más arriba: sólo una mujer dirige una de las 50 universidades públicas (2%). Y, volviendo a tener en cuenta todo lo anterior, perdonen si nos reímos con el “es que a ellas les gustan otras cosas”.
  • Medicina androcentrista: otro privilegio masculino que, lejos ya de afectar a nuestras carreras, afecta a nuestras vidas. Por ejemplo, un estudio hecho por la Sociedad Española de Cardiología reveló que “en España, la enfermedad cardiovascular es la primera causa de muerte en mujeres, de forma similar al resto del mundo occidental: en Europa ocurre una muerte por este motivo cada 6 minutos (en Estados Unidos, en cambio, fallece una mujer por esta causa cada minuto). Pese a la contundencia de estos datos, por parte de las propias mujeres se la sigue considerando ‘una enfermedad de hombres”.

La rama de la cardiología, obviamente, no es algo puntual en cuanto al resto de especialidades, éste es sólo un ejemplo de cómo nos afecta a las mujeres que sea la anatomía masculina la más investigada, en detrimento de nuevo de la femenina. Aquí tienen un artículo con otros aspectos relacionados con la salud que están invisibilizados por el machismo.

  • En el ámbito de la sexualidad, no es nada nuevo que el género masculino es el que, no sólo se salva de padecer acoso sexual, violaciones, etc., sino que es el perpetrador. A este hecho hay que añadir el privilegio que disfrutan los hombres cuando al denunciarse una agresión las culpadas son las mismas mujeres. En España basta con insultarlas en redes sociales, ponerlas en duda o preguntarle en el juicio si cerró bien las piernas. En unos países, como Sudán del Sur, son condenadas al ostracismo. En otros, como Arabia Saudí, son castigadas con latigazos o encarceladas por “adúlteras”.

No podemos olvidar tampoco que los hombres son los consumidores de prostitución mientras que las mujeres son quienes la ejercen masivamente. Está normalizado socialmente que los hombres se crean con el derecho de poseer los cuerpos de las mujeres.

  • Sobre la brecha de género, enlazamos directamente al  Foro Económico Mundial. La frase que lo resume quizá sea ésta: “El mundo tardará otros 118 años (hasta 2133) en cerrar la brecha económica por completo”. En este sentido, no es deseable que los hombres cobren menos, sino que las mujeres cobren más, pero ¿cómo de reducido se vería el salario masculino si los puestos de mayores responsabilidades y, por ende, de mayor salario, comienzan a ser ocupados por mujeres? Porque no sólo cobramos menos por el mismo trabajo, sino que ocupamos peores puestos. Hagan las cuentas y verán que sí, que la brecha salarial es debida al privilegio de ser hombre. Añadan aquí el techo de cristal, otro privilegio masculino: nosotras nos damos de bruces contra dicho techo, ellos pisan sobre él.