Tag Archives: siria

Un relator de la ONU critica la “criminalización” de la labor de la activista Helena Maleno

15 Mar

13/3/2018

https://m.eldiario.es/desalambre/ONU-criminalizacion-activistas-Helena-Maleno_0_749625286.html#click=https://t.co/JPzSI3rMnn

Anuncios

Así es la labor de Helena Maleno, la activista que incomoda a España y cita a declarar Marruecos

2 Feb

2/2/2018

Podría decir que siento miedo ante la incertidumbre de lo que puede pasar, pero miedo de verdad tienen que sentir las 35 personas que están una segunda noche a la deriva en Alborán. En medio del mar, a oscuras y sabiendo que a lo mejor no van a sobrevivir. Podría tener miedo, pero cuando pienso en eso me nace otro sentimiento. Uno de lucha, de fuerza. De decir: ‘Esto es así. A veces hay que hablar y a veces, cuando se habla, corremos riesgos. 

Desde el colectivo  Caminando Fronteras , Helena Maleno y su equipo reciben numerosas llamadas desde las propias pateras. El trato cercano mantenido con las comunidades migrantes residentes en Marruecos impulsa a los pasajeros a llamarles a ellos cuando se encuentran en peligro. No saben si saldrán embarcaciones o no, indican siempre desde el colectivo. No se lo cuentan de antemano. 

Cuando el móvil de Helena Maleno suena, ese mismo teléfono que aparece intervenido en el expediente judicial, la activista trata de obtener toda la información posible de quienes piden auxilio con un objetivo: trasladársela a Salvamento Marítimo, el organismo dependiente del Ministerio de Fomento español encargado del rescate de personas en riesgo. También a las autoridades marroquíes, con menos recursos y menor capacidad de reacción. 

Cuando un periodista llama a Salvamento Marítimo para conocer los detalles de una patera desaparecida o rescatada, es habitual escuchar una respuesta similar: “Se activó el operativo de búsqueda tras el aviso de una cooperante”. Detrás de esa “cooperante” está Helena Maleno. Y sus alertas han permitido el rescate de centenares de vidas en el Estrecho. 

“Nos dicen que su barca está pinchada, que qué pasa que nadie llega a rescatarles, que tardan mucho… Nos transmiten mucha angustia”, explicaba la activista en un reportaje de 2012. Toda su labor está atravesada por la alegría de cada vida rescatada, de cada grito de “¡Boza!” (victoria), pero también por el dolor. 

(…)

Por su trabajo en la defensa de los derechos de los migrantes y, en concreto, de la infancia, la portavoz de Caminando Fronteras recibió el Premio Nacho de la Mata del Consejo General de la Abogacía Española. Durante la entrega del reconocimiento, su discurso provocó que el ministro de Justicia, Rafael Catalá, agachase la cabeza cuando mencionaba el “incumplimiento de la legalidad” en frontera.

(…)

Sus tuits, declaraciones y alertas han permitido desvelar el caso del Tarajal, la muerte de siete mujeres en el marco de un operativo conjunto entre España y Marruecos, muchas devoluciones ilegales en Ceuta y Melilla. Ha llamado la atención sobre rescates que se retrasan demasiado y aquellos que nunca llegaron. Ha enviado fotografías de decenas de personas que, sin agua ni comida, acaban de llegar a una isla militarizada.

Cuando están en apuros, acuden a ella. Maleno les escucha y, luego, chilla. Su grito es incómodo, porque, sin él, nunca habríamos escuchado las otras muchas denuncias que acompañan el suyo.

“Y, a veces, cuando se habla, corremos riesgos”, concluía la activista. Este martes Helena Maleno afronta uno de esos peligros, para ella y para muchos: la posibilidad de ser silenciada.  

Interior estudia el recurso contra el fallo de Estrasburgo y sigue defendiendo las devoluciones en caliente

12 Oct

Premio Nobel de la Paz: Tawakkol Karman: “Todo el mundo pagará el coste de no escuchar a los refugiados” – Público

12 Oct

Elecciones Generales en Alemania: La impronta neonazi de la AfD alemana – Público

24 Sep

http://m.publico.es/internacional/2014642/la-impronta-neonazi-de-la-afd-alemana

“El naufragio de los niños”. Si tu carne es de refugiado, tu vida no importa.

11 May

 

11/5/2017

El semanario italiano L’Espresso ha difundido esta semana las conversaciones telefónicas mantenidas en octubre de 2013, entre una embarcación (al bordo de la cual iban 480 inmigrantes, la mayoría sirios) y la central operativa de la Guardia Costera italiana en Roma.

Tras sufrir un ataque, su barco comienza a hundirse y llaman para pedir auxilio, pero la “dejadez” y “pasividad” de las autoridades italianas y maltesas los deja a la deriva alrededor de cinco horas. Finalmente, el barco vuelca. En el naufragio murieron ahogadas 268 personas, entre ellas unos 60 niños.

Bochornosa actuación la de aquellos que, al otro lado del teléfono, se limitan a repetir una y otra vez que llamen al teléfono de las autoridades maltesas.

L’Espresso ha recogido el suceso en un vídeo con llamadas telefónicas e imágenes reales titulado “El naufragio de los niños” y en él denuncia además que, cuatro años después, ninguna Fiscalía italiana ha concluido una investigación sobre lo ocurrido.

La ola de odio ultra sigue su curso en Alemania

24 Feb

23/2/2017

“La Alternativa por Alemania me recuerda a lo que los nazis hicieron antes de 1939”, explica Fendt en el salón de su casita con jardín, en el que hay un busto de Lenin y una imagen de Lutero. “Un programa que le viene bien al capital y un culpable”, continúa. “En aquel entonces eran los judíos y hoy son los extranjeros”.

Para Fendt el tirón de la extrena derecha no se debe tanto a que las condiciones materiales se hayan deteriorado y a la precariedad, sino más bien al “racismo y chovinismo”.

Una de las cuestiones que este viejo sindicalista y obrero ve con más preocupación es la creación de un sindicato propio por parte del partido Alternativa por Alemania. De la organización sindical AidA solamente se puede formar parte si se es miembro del partido. “Quieren atraer a las bases que marchan en las manifestaciones de Pegida para acceder a los consejos sindicales en las elecciones de 2018”. De este modo, los sindicalistas se ven presionados por la extrema derecha, perseguidos, amenazados y en algunos casos incluso atacados como le ocurrió a Detlef Fendt, pero al mismo tiempo tienen que lidiar con las tendencias internas de las empresas, en las cuales un número importante vota también a la derecha.